Sobre mi…

Aquí estoy, a mis 54 años cuestionándome el propósito en la vida. Actualmente estoy empleada en la parte administrativa de una institución universitaria. ¿Cómo llegué aquí? Creo que por mi constante deseo de cambio e innovación, o tal vez por la inconformidad y la curiosidad, que siempre están presentes, el persistente deseo de saber que siempre tiene que haber algo más allá del hoy, del confort, de lo que creemos finito (con fin).

Lo cierto es que estudié para ser maestra y he terminado siendo administradora. Nada de lo que hago ahora lo aprendí en los libros, sino en el día a día con los demás y con los buenos y malos mentores. Irónicamente, los malos mentores me han hecho crecer y madurar más, así que tal vez debo borrarlos de esa categoría. Lo pensaré…

Como maestra he ofrecido clases en todos los niveles y en centros públicos y privados. Esos años quedaron atrás al incursionar en el nivel universitario, así dejé la sala de clases tradicional.

Nada me da mayor satisfacción que ser parte del desarrollo y formación educativa de otro ser humano. Tengo regados por ahí muchos profesionales que se han convertido en amigos y que todavía recuerdan alguno de mis cursos.

Ahora he sacado tiempo para crear esto que llaman blog y que, si me preguntan, lo veo como un diario personal “agrandado”, para estar a tono con los combos que venden los productores de gordura infantil (o sea “losfasfu”).

Me gusta leer, la música de todo tipo, la playa (sin ella no vivo, soy caribeña), cocinar, preparar fiestas, viajar, visitar museos, los retos, la cerveza más que el vino, cenar con amigos, ver series de suspenso y vivir.

Por eso podrán leer aquí un poco de todo, para entretenerse, para reflexionar, para criticar, para dialogar. Acepto sugerencias, críticas y colaboraciones que sean edificantes e inquietantes. Si es más de lo mismo, lo siento, no hay espacio para eso.

Disfrutemos este corto periodo que llamamos vida y compartamos en convivencia sana y a la altura que nos merecemos todos.

¡BIENVENIDOS A MI BLOG!